Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Aprovechando el periodo estival, la hermandad ha aprovechado para realizar distintas labores de mantenimiento y mejora en la Casa de Hermandad.

De este modo, se ha adecuado la Sala de Mayordomía, donde se guardan los hábitos de nazareno, forrando las paredes en madera y vistiendo los muebles para la mejor conservación de las túnicas. Así mismo se ha procedido a barnizar la carpintería exterior e interior de todas las dependencias de la Casa de Hermandad.

Desde estas líneas queremos agradecer a todos nuestros hermanos su colaboración en estas tareas de conservación de uno de los principales activos de la hermandad como es nuestra sede.